SALIDA DEL GOL
Moacyr Barbosa es la victoria de Brasil

 

Expreso de la victoria

Como quedó conocido el equipo vascaíno entre 1944 y 1953, comandado inicialmente por Ondino Vieira y en el auge por Flavio Costa. 

Fue el primer equipo brasileño a jugar con el esquema táctico 4-2-4 influenciando el fútbol brasileño en la década de 1950.

Conquistó 18 títulos en 10 años.  Formó la base de la Selección Brasileña entre 1947 y 1950.

 

El Campeonato Suramericano de Campeones 

En 1948, en Chile, contra el argentino River Plate, Barbosa defendió el gol de Vasco en la primera conquista brasileña de un título internacional fuera del país. 

 

“Barbosa era portero nato. Su estilo impresionó hasta a los argentinos, que saben todo de la posición.  Alcanzó un mayor grado de refinamiento técnico, llegando a dominar plenamente su oficio. Exacto, al adelantarse para cerrar el ángulo.  Incomparable en la devolución del balón.  Ingenioso, en el uso de la palma y la punta de los dedos. Y también fue el mejor y más emocionante en las inmersiones y los puentes. Esta inmóvil, en el centro del gol, y al mismo tiempo era un relámpago.  Describía en el aire un salto felino y, con el cuerpo en la horizontal, formaba la paralela y daba la parada.  En balón estaba en sus manos y el lance moría”. 

Duarte Gralheiro, periodista del Jornal dos Sports, en 1974.

 

SELECCIÓN BRASILEÑA 

La primera convocatoria fue en 1945, para disputar la Copa Roca. Fue campeón.

También ganó la copa Rio Branco, en 1947 y 1950

El gran título por la Selección fue el Suramericano de 1949, la base del equipo que jugó la Copa de 1950.

 

SANTA CRUZ 

Llegó al equipo en 1955 y fue vicecampeón pernambucano el año siguiente.  

El club no podía pagar el salario de su estrella, y los aficionados contribuyeron con donaciones, tal era el reconocimiento del ídolo.

 

FRACTURAS Y LESIONES

En 1953, Barbosa fracturó la pierna en un choque con el atacante Zezinho, de Botafogo.  El accidente lo apartó de la disputa por la Copa del Mundo de 1954, en Suiza. 

No fueron pocas las lesiones del atleta durante su carrera. Sin proteger las manos con guantes, era muy común los porteros jugaran con los dedos fracturados. 

 

PISCINAS DEL MARACANÃ

En 1964, Barbosa se tornó empleado de la Administración de los Estadios del Estado de Guanabara (ADEG). Fue responsable por iniciar entrenamiento con mujeres en las piscinas del Estadio. 

Se jubiló de ADEG en la década del 1980.

 

TEREZA BORBA, la fija de Barbosa. 

“Él dice que encontró a la hija que no tuvo: yo. Y yo hablé que él era padre que me gustaría tener.”

En los años 1990, Barbosa se mudó de Río de Janeiro a Playa Grande, litoral de São Paulo. Allá conoció a Tereza Borba, que tenía un kiosko en la playa, frecuentado por el portero.  Fue el marido de Tereza, Mauro, vascaíno, quién lo reconoció: “Barbosa, de mi Vasco da Gama! ¡Mi ídolo!” Se tornaron grandes amigos. 

Tereza prometió a Barbosa que cambiaría el modo como el portero era recordado.  “Mi lucha es diaria por la memoria de Barbosa.  Ay, negrito... A ti, mi negro. Todo eso es tuyo.”

 

BARBOSA EN EL CINE

El guarda meta es destaque en el documental “Passe-livre” de Oswaldo Caldeira, 1974

Es personaje en el cortometraje Barbosa, de Ana Luiza Azevedo y Jorge Furtado, inspirado en el libro Anatomía de una derrota, de Paulo Perdigão, de 1988.